Iberodorcadion (Iberodorcadion)


En primavera, durante las horas más cálidas del día, con un poco de atención y paciencia no es díficil observar a estos escarabajos de aspecto semejante a la cáscara de una pipa, que se desplazan sobre la arena de un camino, se mimetizan entre la hierba o se ocultan bajo una piedra.


Para la fauna ibérica representan uno de los grupos más originales y emblemáticos, ya que la amplia mayoría de las especies descritas son exclusivas de la Península Ibérica (endemismos).


El habitat de estos coleópteros desprovistos de alas son todos aquellos lugares donde crecen las gramineas (montañas, llanuras y riberas ). Su ciclo vital esta asociado a estas plantas en torno a las cuales viven como adultos (1 ó 2 meses) y en cuyas raíces se desarrollan sus larvas (1 ó 2 años).


Su estable adaptación a la gran variedad de las tierras peninsulares ha favorecido distintas tendencias evolutivas, lo cual ha generado un gran polimorfismo de poblaciones, razas y especies. Este hecho ha complicado la labor clasificadora de los entomólogos para quienes a menudo resulta muy difícil determinar los límites morfológicos y filogenéticos entre los distintos taxones.


No obstante y teniendo en cuenta las diferenes revisiones y últimas propuestas taxonómicas sobre el grupo, podemos señalar dentro del género Iberodorcadion (Breuning, 1943) las siguientes especies:


 












I. abulense (Lauffer, 1902)

I. aguadoi (Aguado & Tomé, 2000)

I. albicans (Chevrolat, 1862)

I. almarzense (Escalera, 1902)

I. amori (Marseuil, 1856)

I. aries (Tomé & Berger, 1999)

I. becerrae (Lauffer, 1901)

I. bolivari (Lauffer, 1898)

I. brannani (Schaufuss, 1870)

I. castilianum (Chevrolat, 1862)

I. circumcinctum (Chevrolat, 1862)

I. coelloi (Verdugo, 1995)

I. ferdinandi (Escalera, 1900)

I. fuentei (Pic, 1899)

I. fuliginator (Linneo, 1758)

I. ghilianii (Chevrolat, 1862)
  I. graellsii (Graëlls, 1858)

I. grustani (González, 1992)

I. heydenii (Kraatz, 1870)

I. hispanicum (Mulsant, 1851)

I. isernii (Pérez-Arcas, 1864)

I. korbi (Ganglbauer, 1884)

I. loarrense (Berger, 1997)

I. lorquinii (Fairmaire, 1855)

I. lusitanicum (Chevrolat, 1840)

I. marinae (Tomé & Bahillo, 1996)

I. marmottani (Escalera, 1900)

I. martinezii (Pérez-Arcas, 1874)

I. mimomucidum (Breuning, 1976)

I. molitor (Fabricius, 1775)

I. mosqueruelense (Escalera, 1902)

I. mucidum (Dalman, 1817)
  I. mus (Rosenhauer, 1856)

I. neilense (Escalera, 1902)

I. nigrosparsum (Verdugo, 1993)

I. ortunoi (Hernández, 1991)

I. perezi (Graells, 1849)

I. pseudomolitor (Escalera, 1902)

I. segovianum (Chevrolat, 1862)

I. seguntianum (K.& J. Daniel, 1898)

I. seoanei (Graells, 1858)

I. spinolae (Dalman, 1817)

I. suturale (Chevrolat, 1862)

I. terolense (Escalera, 1902)

I. uhagonii (Pérez-Arcas, 1868)

I. vanhoegaerdeni (Breuning, 1956)

I. zarcoi (Schramm, 1910)

 


Problemas de conservación


Aunque sus depredadores son numerosos (reptiles, aves, pequeños mamíferos y otros artrópodos) es la acción civilizadora del hombre (cultivos y construcciones) la que pone en peligro y puede hacer desaparecer varias de sus poblaciones.


Iberodorcadion seguntianum coloniza las montañas y estepas de las provincias de Soria, Guadalajara, Burgos y Segovia, caracterizándose por su notable polimorfismo, en especial su variable coloración y combinación de bandas pubescentes y espacios desnudos. No es raro verle caminar por sendas o terrenos despejados.


La llamativa morfología de Iberodorcadion aguadoi combina espacios desnudos, bandas pubescentes y abundantes sedas hirsutas.Habita en cerros de las provincias de Palencia y Valladolid, resultando muy difícil su observación pues sus desplazamientos son discretos y rara vez se encuentra bajo piedras. Es la última de las especies descritas para el género Iberodorcadion.


 


Caracterizado por su abundante pubescencia y marcado dismorfismo sexual, Iberodorcadion aries vive en las colinas y páramos de la provincia de León. En los primeros días primaverales inicia su actividad moviéndose entre pequeñas gramineas y ocultándose bajo piedras.


Combinando bandas blancas sobre fondo negro,


Iberodorcadion hispanicum

habita los pastizales de la Sierra del Guadarrama (Segovia y Madrid). Es fácil de ver en los días soleados de abril y mayo, desplazándose por las pistas y caminos de montaña.


Votar:



 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.